«Esta semana se va a trabajar arduamente en buscar alternativas» y el viernes se darán a conocer más medidas para garantizar el suministro de la próxima semana.

OSE bombea agua de lagunas ubicadas en predios privados para reconstruir el cauce del río Santa Lucía, que actualmente se encuentra cortado, según el relevamiento aéreo realizado por los técnicos.

Del Santa Lucía se extrae el 40% del agua potable que se consume en la ciudad de Minas y el otro 60% proviene del arroyo San Francisco.
La medida que OSE viene realizando con el aval de los propietarios de los predios asegura el suministro por una semana más, afirmó el ministro de Ambiente, Robert Bouvier. “Es imperioso que OSE realice maniobras en el cauce del río y eso está en terrenos privados”, destacó el ministro.

Bouvier junto al intendente de Lavalleja, Mario García, y el presidente de OSE, Raúl Montero, se reunieron con los dueños de los campos donde se encuentran las lagunas para evaluar en forma conjunta las maniobras que realizan, la duración y la intensidad.

Con el aval de los propietarios, se resolvió bombear 50 litros por segundo como medida paliativa, que asegura el suministro por una semana más.

Ante la preocupación de los dueños de los campos, se creó una comisión con técnicos de la Dirección de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (Dinabise), Dirección de Calidad y Evaluación Ambiental (Dinacea), Dirección de Aguas (Dinagua) y la gerencia ambiental de OSE para evaluar el impacto de las maniobras en las lagunas hacia el cauce del Santa Lucía.

Con estas maniobras, habrá agua para una semana más en Minas, mientras OSE trabaja buscando otras alternativas. “Esta semana se va a trabajar arduamente en buscar alternativas” y el viernes se darán a conocer más medidas para garantizar el suministro de la próxima semana, adelantó Bouvier.

El presidente de OSE, Raúl Montero, dijo que la medida que se ha tomado para asegurar el suministro es una baja de presión en toda la red de la ciudad de Minas y negó que haya habido interrupciones en el abastecimiento.

Según Montero, la medida disminuye las pérdidas y obliga a la población a gastar menos agua potable. Con eso, se busca estirar las reservas y esta semana se comenzarán con camiones cisterna desde Pan de Azúcar y Maldonado. Las autoridades esperan por las lluvias, mientras buscan soluciones alternativas en cuencas vecinas.

Fuente: Subrayado


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *