Esta vez la denunciante indicó que fueron varios los mensajes recibidos por e-mail y que si no depositaba la
suma de quinientos dólares irían a su casa personas a causarle daños, a ella y su entorno familiar. También
le indicaron que conocían detalles familiares específicos para hacerlo.
Al igual que en las otras denuncias, quienes están detrás de esta maniobra delictiva indican un código
cifrado en letras y números al cual acceder para concretar la operación mediante la moneda electrónica
denominada bitcóin.
Los emisores de las amenazas electrónicas utilizan esta vía para que el destinatario sienta temor y realice el
depósito, acción que la Policía Nacional no recomienda hacer y por el contrario si denunciar.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *