Inicialmente el Ministerio de Salud Pública recomendó una separación de 14 días entre la administración de ambas vacunas, por precaución.

Sin embargo, hasta la fecha de los datos registrados a través de los estudios internacionales, no se ha reportado información de que la administración simultánea de otras vacunas con las de COVID-19 tenga algún impacto sobre la eficacia o la seguridad; por lo que a partir de ahora, los expertos recomiendan:
• Separar 7 días la administración de estas vacunas con cualquier otra no COVID-19, para no sumar efectos adversos leves (dolor, malestar general, etc.)

• En caso de urgencia o necesidad según sea el caso -por ejemplo administración conjunta de vacuna COVID-19 con antigripal en grupos de riesgo o la vacuna dTpa (de tos convulsa) en mujeres embarazadas- puede optarse por administrar ambas vacunas (en distintos brazos) o con cualquier separación en días.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *