El Poder Ejecutivo informó este lunes una baja en el precio de los combustibles, de $ 0,40 para el caso de la nafta Super y de $ 0,76 en el gasoil.

De esta forma, a partir de la hora 0 del próximo miércoles 1º de setiembre el valor del litro de nafta Super quedará en $ 70,41 y el del gasoil 50S en $ 49,94.

Este nuevo ajuste se enmarca en el mecanismo de fijación de las tarifas en base a la evolución del Precio de Paridad de Importación (PPI) que el gobierno empezó a utilizar en el mes de junio.

Para el caso del supergás los precios se mantendrán sin cambios.

Los nuevos valores mantienen incorporados los sobrecostos y subsidios de ANCAP, que se calcularon en $ 2,97 por litro.

Según explicaron desde el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), esta baja después de varios meses de suba consecutiva -en agosto subieron $ 5 ambos combustibles-, se explica por una reducción de los refinados en la Costa del Golfo (representa más del 80% para el cálculo de la PPI realizado por la Ursea) a raíz de la caída de la cotización del petróleo.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *